domingo, 29 de noviembre de 2009

A mal tiempo... buena cara

Sábado 28 de noviembre una fecha para recordar en el anecdotario docente. Día que correspondía realizar el FORO de cierre al curso "El proceso de desnaturalización de la repitencia escolar en el primer ciclo de la escuela primaria" a cargo de las docentes capacitadoras Prof. Norma Acuña, Iris Maiaru y Mercedes Sosa.

El inicio de la las peripecias comienza con el viaje hasta la capital de la provincia bajo terrible tormenta con arribo a una ciudad sin energía eléctrica donde bajarse del ómnibus significaba mojarse y chapotear con agua hasta las rodillas -conste que soy bajita- huir para resguardarse de cualquier manera de las inclemencias del tiempo y la necedad del hombre que construye y erige edificios sin considerar la funcionalidad del mismo. Llegamos a las 7 am, sin poder reaccionar ante la sorpresa del mal tiempo, consideramos esperar que calme la tormenta cobijándonos en el único bar del lugar iluminado por una lámpara de emergencia, sin grupo elecrógeno, por lo que no podíamos siquiera disponer de un simple café al no tener fluído eléctrico. Así esperamos por tres horas hasta que la tormenta amainó, no así la lluvia torrencial, pensamos en la posibilidad de marchar hacia nuestro lugar de encuentro y hete aquí la primer sorpresa del ser humano oportunista si los hay en casos de necesidad, vendían paraguas por el módico preció de $40, salir sin él significaba algo así como ponerse bajo la ducha, asi caminara 5 metros... lo que se dice un abuso. Lo peor fue el precio del remis, $50 con la amenaza de que si paraba el automóvil por desperfecto mecánico, no se hacían responsables de llevarnos a destino y ser abandonados a suerte. Muy pocos coches transitaban ya que el agua superaba la línea de base del piso del móvil. Dios!!! qué indignación, asi los tuviera no pensaba regalar ese importe. Así fue que nos encontramos con 30 colegas en igualdad de condiciones que llegaban de Bella Vista, Goya, Mercedes, Empedrado y Santo Tomé. En momentos como estos prevalece el espíritu gregario, marchamos con mucho humor y decididos a lo que fuera en un colectivo de línea cuyo boleto costaba nada más que $1,30.

Empapados y entregados a la buena de Dios, hacíamos honor al refrán "a mal tiempo, buena cara"... reir de las peripecias y nuestro deplorable estado desde el peinado hasta la ropa encharcada de agua y barro. Yo personalmente rogaba que la mochila impermeable que había adquirido para tal evento cumpliera el requisito de calidad, pues cargaba sobre mis espaldas con mi notebook, ya que temía no poder exibir el video que habíamos preparado para el foro por la falta de compactibilidad de programas... esos pequeños vericuetos tecnológicos que nos dan sorpresas nada gratas. Lo había visto el sábado anterior en el Foro de Residencias Pedagógicas y no quería nos sucediera lo mismo en nuestra presentación.

Bueno, creo que ante tanta mala onda, tuvimos un pequeño gran gesto que nos ganó el día ya que el chofer del colectivo se conmovió por el espíritu de resistencia y se ofreció a dejarnos a media cuadra del lugar al que íbamos. Ya ven, no todo está perdido, el buen hombre desvió su itinerario y nos aproximó al punto de encuentro recibiendo todo el agradecimiento a voz de coro del bullicioso grupo que conformábamos los educadores. (maestros, profesores, alumnos residentes)

Por supuesto, para un encuentro que se había programado para iniciar la agenda a las 8 am llegar a las 10 am suponía una pérdida importante de tiempo y cómo lo lamentamos!!!. Nos perdimos nada menos que parte de la conferencia de la profesora Telma Barreiro, qué pena...!!! confieso que de buen grado hubiera preferido dejar nuestro tiempo de exposición para seguir escuchando sus experiencias sobre temas tan candentes y sensibles en nuestras aulas como son los conflictos, vínculos e inclusión en el aula en toda su línea de investigación. Autora del Libro "Los del fondo", material de soporte bibliográfico para este curso. Fue realmente una pena no haber podido disponer de más tiempo para disfrutar de sus experiencias, me sorprendió gratamente su dominio de grupo, la forma de mantener la atención, ese mirar a los ojos y retomar el diálogo de persona a persona. Era como conversar en el jardín de tu casa, con ese clima de intimidad, como si la conocieras de hace mucho tiempo. Muy pocas personas tienen ese "don" hoy día para expresar el amor con que realizan su tarea. Consideré un desperdicio no haber promocionado la conferencia al menos para pasarlo en internet, se podría haber realizado una videoconferencia y sacar mejor provecho, ya que los IFD cuentan con toda la tecnología necesaria. ¿No será esa herramienta las que nos está faltando para tener más llegada? ¿más nivel de compromiso? ¿qué mejor oportunidad para convocar cuando se cuentan con profesionales especializados en la materia? Por supuesto que asistirán aquellos que realmente se sientan comprometidos... pero a veces la curiosidad tiene ese poder.

Al llevar mi notebook y conseguir la contraseña tuve oportunidad hacerlo y dejo la inquietud para el futuro, la escuela como caja de resonancia no es ajena a la violencia y tener la posibilidad de escuchar a profesionales en la materia siempre será beneficioso. Las aulas se contaminan diariamente y recrean situaciones de conflictos. ¡Qué bueno sería invitar a los padres también para que tengan idea de los que sucede en las aulas, más allá de las imágenes que los chicos suelen levantar a la red para exhibir con orgullo situaciones de violencia que harían poner rojos de vergûenza a sus progenitores.

Bien, respecto al Foro en sí, fue muy fructífero, cada IFD con sus escuelas asociadas hizo la presentación y relato de sus experiencias para trabajar la problemática del alumno de riesgo, del repitente. Se pudo ver el alcance de unos y otros en el duro y trabajoso camino de aceitar los engranajes de convivencia que significan trabajar en equipo. En ese descentralizar el poder de opinión e intentar escuchar lo que tiene que decir la otra parte, negociar, no es un acto que se realiza en un día, quitando las inconveniencias que significa combinar los tiempos para poder reunirse. Si, para el docente los meses noviembre y diciembre son fechas claves en donde más se trabaja y menos tiempo se dispone. Considerando todas las alternativas, el resultado fue más que positivo, pero debo resaltar que me hubiera gustado un cierre más delineado de todas las actividades presentadas por las capacitadoras, sería una suerte de devolución. Aunque convengamos que después de todas las peripecias, cada quien solo pensaba en cómo volver a su casa y saber si afuera llovía o había salido el sol tan esperado.

Será porque no soy de las maestras "tachín-.tachín" en la que todo está perfecto con tal de concluir la actividad?. Hubo cosas en las exposiciones que no las entendí, puede ser que mi materia gris agotada había perdido su capacidad de esfuerzo. Pero me quedaron tipo interrogantes sobre el objeto de mostrar imágenes en determinadas situaciones a niños tan pequeños, si nuestro saber académico puede llegar a ese nivel de violencia con el propósito de lograr sus objetivos. En fin, debo reconocer que soy como la gallina con los pollitos, no me gusta exponer a mis niños gratuitamente, prefiero preservarlos en nombre de la ignorancia.

No sabemos si el año que viene continuarán con estos cursos dado que son presupuestados por la nación. Fue un trabajo agotador pero lindo, puso en evidencia lo mejor y lo peor de cada uno... pero sirvió como instancia para conocernos, para seguir trabajando desde la heterogeneidad. En educación nunca está dicha la última, tenemos que terminar con la educación del simulacro, la del maquillar aquí, allá solo para salvar las circunstancias... la basura bajo la alfombra es como una bomba de tiempo... el doble mensaje también.



Imágenes del Foro DESNATURALIZACIÓN DE LA REPITENCIA ESCOLAR EN PRIMER CICLO DE LA ESCUELA PRIMARIA

1 comentario:

DLC dijo...

Excelente devolución!
Muy buena!
Por fin algo valiosos que se trae para la docencia.
¿Todo asistente habrá valorado y sacado provecho como vos?
Un abrazo